Los diputados Luis Gerardo Ángeles Herrera, María del Carmen Zúñiga Hernández, Luis Antonio Zapata Guerrero, Carlos Lázaro Sánchez Tapia y Carlos Manuel Vega de la Isla, integrantes de la Comisión de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Comunicaciones de la LVIII Legislatura, aprobaron reformas al Código Urbano del Estado de Querétaro, referente a los condominios, que tiene como objetivos: definir la autoridad a la que le corresponde recibir los desarrollos inmobiliarios y, por otra parte, especificar el máximo número de unidades privativas que podrá formar parte de un condominio.

Entendiendo estos como el edificio, departamento, piso, vivienda, casa, local, nave de un inmueble, lote de terreno o terreno delimitado y elementos anexos que le correspondan, tales como estacionamientos, cuarto de servicio, jaulas de tendido, lavaderos y cualquier otro elemento que no sean áreas y bienes de uso común sobre el cual el condómino tiene un derecho de propiedad y de uso exclusivos, siempre que esté establecido en la escritura constitutiva del régimen e individual.

Sin embargo, esta definición presenta un problema, pues deja en el mismo rango a las unidades privativas que integran un condominio de cualquier naturaleza, siendo que cada uno de estos presenta características propias. En razón de ello, se replanteó el número de unidades privativas que deben integrar un condominio habitacional, evitando también con ello el hacinamiento que hoy en día pareciera una práctica común entre las desarrolladoras.

Una de las reformas consiste en que el desarrollador será responsable del mantenimiento y conservación del desarrollo inmobiliario, así como la prestación de servicios, en tanto se realiza la entrega y recepción de las obras de urbanización del mismo a la autoridad municipal correspondiente.

Asimismo, la unidad condominal podrá constituirse con independencia del número de edificios, plantas de cada edificio o construcción, número de casas, departamentos, pisos, locales, naves, lotes de terreno delimitados o lotes de terreno que integren cada uno de los condominios que forman el conjunto, y del tipo de condominios integrados; sin embargo, tratándose de condominios de uso habitacional, el número máximo de unidades privativas será de 240.

Los requisitos para emitir la Declaratoria del régimen de propiedad en condominio estarán en lo dispuesto en el Reglamento Municipal correspondiente.

La diputada Carmelita Zúñiga, indicó que el desarrollo industrial y económico ha generado una alta demanda para la construcción de nuevos fraccionamientos y colonias en nuestro estado y se ha hecho necesario plantear una reespicifiación urbana, buscando una mayor aprovechamiento, sin dejar de considerar que se cuente con dictámenes adecuados de factibilidad técnica y ambiental. En lo que se refiere a la entrega-recepción de los nuevos desarrollos, la iniciativa propone, por lo que se especifica que será a la autoridad municipal correspondiente. Por otra parte, se especifica el número máximo de unidades privativas, ya que actualmente no lo hace. Con esta iniciativa se pretende que el Código Urbano brinde una mayor certeza en los proyectos de nuevos desarrollos en el estado.

Acto seguido, el presidente de la comisión legislativa, diputado Gerardo Ángeles, declaró un receso para continuar la reunión de trabajo, el próximo lunes, 12 de marzo.

IMG_8037 IMG_8052 IMG_8058